"EL JARDÍN ES UN SER VIVO Y SE LO DEBE CUIDAR TODO EL AÑO"

23-05-2019 | Entrevistamos a Marina Caballer, paisajista 100% autodidacta y amante de la naturaleza. Se presenta por primera vez en Casa Dir, donde promete dejar huella.


Marina Caballer tiene 42 años, dos hijos soñados -Paz y Alvarito- y una energía especial. Y es que esta contadora inquieta, que en unos meses se recibe de abogada, dedica su tiempo libre -sí señores, ¡su tiempo libre!- a diseñar jardines. ¡Y la rompe! Dentro de muy poquito se presenta por primera vez en Casa Dir, del 4 al 20 de julio próximo, y tiene muchos proyectos verdes en mente.

Te invitamos a conocerla un poco más y a enamorarte de su arte con las plantas en esta entrevista.

Marina Caballer en EDV

¿Cuándo empezaste con el paisajismo?

¡Mi primer proyecto fue mi jardín! En él comencé a despuntar esta pasión y allí experimenté durante los últimos 11 años: qué plantas resisten heladas o sequías, cuáles están divinas todo el año... Miles y miles de experimentos en crasas, cactus, tropicales, herbáceas, arbustos, gramíneas... probando distintas combinaciones de follajes y colores.

Mi mamá es paisajista y toda mi vida estuve rodeada de verde. Me crié entre gajos, plantas, revistas y libros de jardinería -la salida de fin de semana era visitar viveros-. Pero recién cuando me llegó el desafío de diseñar mi propio jardín ¡me leí todo! De pronto mi mamá se convirtió en mi maestra e incluso nuestra relación se enriqueció, porque tuvimos un tema que compartir todos los días.

Marina Caballer en EDV

¿Qué capacitaciones hiciste? 

Si bien hice algunos cursos de paisajismo y de diseño, me considero 100% autodidacta. Y como buena obsesiva de la lectura -otro rasgo heredado de mi mamá-, armé mi propia biblioteca y hoy tengo cientos de revistas y libros del tema. Cuando tengo una duda, me compro uno nuevo. Todos los días leo algo -tengo las últimas revistas “Jardín” en mi mesa de luz-. Podés dedicar toda la vida al paisajismo y nunca dejar de aprender.

¿Cómo describirías el proceso creativo de diseñar un jardín?

Mi labor consiste en diseñar un jardín acorde a las preferencias, gustos y necesidades del cliente, sustentable y sostenible en el tiempo, y con el menor mantenimiento posible. En este proceso hay tres etapas: diseño, ejecución y mantenimiento. Yo hago las dos primeras. 

Comienzo con una visita en la que estudio el lugar, les hago una entrevista y les entrego una serie de preguntas con una guía. Los dejo pensar un buen tiempo -aunque parezca mentira, nunca dura menos de un mes-. A continuación, plasmo el diseño en un plano -que por lo general hago en acuarela-, una memoria descriptiva y un presupuesto tentativo. ¡Amo esta parte y es por la cual elegí al paisajismo como mi cable a tierra!

Marina Caballer en EDV

El segundo paso es la ejecución. Por lo general se va haciendo en etapas y a medida de las posibilidades económicas del cliente.

¿Y el mantenimiento?

El 80% del éxito de un jardín depende del mantenimiento. Por eso, les entrego un plan para cuidar el jardín durante todas las estaciones del año y los concientizo sobre la importancia de seguirlo.

También recomiendo unos jardineros increíbles que se ocupan de todo. Y siempre visito los jardines que hice: los voy guiando y refuerzo las precauciones que deben tener según la época. 

¿Trabajás sola?

Siempre trabajo en equipo. En primer lugar, con mis jardineros, que son excelentes y super trabajadores. Y en proyectos grandes, también con arquitectos y especialistas en iluminación: me encanta incorporar su trabajo al mío, ya que mis diseños suelen contemplar elementos arquitectónicos, como zonas de fuego, pérgolas, caídas de agua o cascadas, todos elementos que requieren la intervención y el acompañamiento de estos profesionales.  

Además, muchas veces paso mis diseños por el filtro de otras paisajistas y jardineras para que me aconsejen si voy por buen camino. Agradezco especialmente a Norma Soria, de Cultivos Soria, y a mi tía Amanda Saravia Toledo por haberme dado una enorme mano en muchos de mis proyectos.

Marina Caballer en EDV

¿Cómo organizás tu día a día con tantas actividades?

Soy muy organizada. Tengo una agenda semanal que armo los domingos a la noche y me circunscribo a eso. En relación al paisajismo, no hago más de dos jardines al mes. Y, sin dudas, tengo mucha ayuda de mi familia, ¡mi mamá es la mejor abuela del mundo!

Hasta ahora, ¿qué proyecto te gustó más?

Todos los jardines que hice me gustan, todos tienen algún rincón increíble. En todos tengo parte de mi corazón puesto allí, así que no podría elegir uno en particular. Sí te puedo nombrar algunos proyectos llamativos, como la primera rotonda de Tres Cerritos, Belgrano al 1550 o proyectos de más de 3000 m2 -y que aún no han llegado a su máximo esplendor-. Pero son llamativos porque tienen la inversión fue claramente mayor. Sin embargo, a veces visito el cantero de algunas amigas y me vuelvo a enamorar de mis primeros trabajos. Vuelvo a verlos para no perder esa espontaneidad que tenía en los comienzos y que realmente hace la diferencia.

Marina Caballer en EDV

¿Tenés un estilo que te apasione?

Amo los jardines japoneses, me gustan todos sus estilos -Sansui, Karensansui, Meisho, Roji-Tsuboniwa-, pero el que más me gusta es el moderno porque combina todos los anteriores.

Me encanta reproducir escenarios naturales, por ejemplo, simular un rincón tropical. Y también me fascinan los jardines ingleses, pero son muy difíciles de mantener.

¿Qué recomendás para los jardines salteños?

Salta tiene un clima muy particular, con gran amplitud térmica en época de frío, meses de sequía y otros de lluvia torrencial. Así que se debe trabajar con plantas resistentes, plantas nativas y algunas que se fueron adaptando al clima salteño.

Yo recomiendo siempre incorporar granza, porque en los meses de sequía tenés que regar mucho el pasto y en los de lluvia, cortar super seguido. La granza ayuda a que parezca más ordenado y bajás el mantenimiento.

Marina Caballer en EDV

¿Qué planes tenés como paisajista?

¡Wow! Tengo muchísimos planes, esto recién empieza. Quiero seguir capacitándome en distintas temáticas y estilos, ¡capacitarme en otros países!, viajar para conocer la campiña inglesa, jardines de castillos de Europa, plantaciones de tulipanes de Holanda... Si de algo estoy segura es de que siempre me voy a dedicar al paisajismo. "Es una pasión que dura toda la vida", como decía Gertrude Jekyll, la famosa paisajista inglesa y que hoy sería una ‘influencer’ del paisajismo.

¿Les cuento una anécdota? Mi abuela vivió hasta los 101 años, con 10 hijos (38 nietos y el doble de bisnietos) y fanática de las plantas. Hasta unos meses antes de morir, se dedicó a su jardín. Soy la única nieta que se dedica a esto y me hace sentir muy orgullosa continuar con su legado.

Marina Caballer en EDV

¿Qué es lo que más te gusta de este hobby?

Hacer un jardín es simplemente maravilloso. A diferencia de un arquitecto que entrega una casa y a partir de ahí comienza un deterioro inexorable, en paisajismo entregás un jardín y -si está bien mantenido- día a día se pone más lindo. Con los años va creciendo y evolucionando. Mis clientes no paran de mandarme fotos, ¡me encanta ver cómo se sorprenden en cada estación con una flor nueva o un cambio de follaje!

Marina Caballer en EDV

MÁS INFO

- Teléfono: (387) 406-1148

- Mail: marina_caballer@hotmail.com

- Instagram 

- Facebook  

Ubicación: Argentina / Salta / Salta

Maru Cervio

Autor: Maru Cervio

Comunicadora Social, mamá de 5 hijos, detallista y hábil con la pluma. Vive en Adrogué, Buenos Aires. Le encanta la moda, hacer paseos en familia y recorrer "pulgueros" con su papá.